La homeopatía

¿Qué es la homeopatía?

La homeopatía fue descubierta por el Dr. Samuel  Hahnemann (médico y científico alemán) a finales del siglo XVIII. Desde su surgimiento hasta la fecha sigue utilizando medicamentos que por su efectividad no “pasan de moda”, probados en organismos  humanos y no en investigaciones con animales de laboratorio. Se apoya en una simple y demostrable ley natural que refiere que un medicamento puro en dosis pequeñas y suaves que cubre los requerimientos del paciente, pondrá a éste en el camino de su restablecimiento.

La homeopatía busca ir a la raíz del problema. No reprime síntomas ni alivia en forma temporal únicamente, a costa de lesiones físicas posteriores al tratamiento, ya que tiene un efecto suave que no agota la energía vital del enfermo. No se proclama como panacea universal, sin embargo, a dos siglos de su descubrimiento y utilizarse en diversas partes del mundo (la familia de Isabel II de Inglaterra se tratan con este método) ha demostrado su poder curativo en diferentes condiciones de enfermedad y en cualquier época de la  vida. No toma el lugar de la cirugía, pero cuando se utiliza adecuadamente frecuentemente hace innecesaria una intervención quirúrgica.

 Se rige por las leyes de la Naturaleza. Actúa en armonía con la vida y con el orden natural de las cosas. Sin reacciones secundarias.

“El hombre nuevo adivinará la rectitud y la verdad de alguna cosa desde lo mas profundo de su ser y con mas exactitud, que dentro del estrecho y limitado campo de argumentos mas o menos lógicos.” Dr. George Vithoulkas

Datos históricos