La homeopatía

Datos históricos

Fue descubierta por el Dr. Samuel Hahnemann (1755-1843) hacia el año de 1810. Siendo médico químico y farmacólogo, además de políglota (hablaba 8 idiomas). Decide abandonar el ejercicio de la medicina, decepcionado de la práctica terapéutica del siglo XIX (utilización de sangrías, purgas y procedimientos perjudiciales que fue incompetente para salvar la vida de uno de sus hijos y se dedica a la traducción de libros científicos. En el desarrollo de esta labor observa que los tratamientos de aquella época cambiaban de acuerdo  al “maestro” en boga, constituyéndose un cuerpo de conocimientos médicos temporales que eran desechados según la moda. En 1790 se publica la traducción del inglés al alemán hecha por Hahnemann de la Materia Médica de William Cullen. En dicha obra llama la atención a Hahnemann la explicación que el Dr. Cullen da a los  poderes curativos de la corteza de la Quina contra el paludismo y decide someter a experimentación los efectos de la Quina en su propia persona. Ingirió varias dosis hasta que su cuerpo respondió a la toxicidad y observó como reproducía el cuadro clínico de la malaria, concluyendo que la planta era útil en el tratamiento del paludismo porque reproducía los síntomas que curaba. Este hecho es considerado el nacimiento de la Homeopatía (homoios, en griego significa semejante y pathos enfermedad), derivándose la máxima de SIMILIA SIMILIBUS CURENTUR (Lo semejante cúrese con lo semejante). Desde luego este principio ya había sido expresado por Hipócrates y Paracelso y sería el principio fundamental de la Homeopatía. De 1790 a 1796 el Dr. Hahnemann realizó múltiples experimentaciones con diferentes sustancias, descubriendo que las preparaciones más diluidas  eran más suaves en sus efectos pero igualmente eficaces.

regresar